Tipos de neologismos

La lengua hablada es un sistema dinámico, no estático, que va incorporando nuevos vocablos o acepciones distintas de las habituales y va desechando las palabras o expresiones que ya no se utilizan (arcaísmos). Las academias de la lengua tienen la misión de ordenar y fijar todos esos cambios a través de los diccionarios, gramáticas, etc. Hoy hablaremos en este artículo de los tipos de neologismos existentes (palabras nuevas). Ya proporcionamos hace un tiempo un avance en el artículo sobre “Formación de palabras”.

Veamos primero qué significa el término neologismo. Proviene del prefijo griego “neo” (nuevo) y del vocablo griego “logos” (verbo, palabra). Es decir, los neologismos son palabras (o expresiones) nuevas, incorporadas al léxico recientemente. En ese sentido, se oponen a los arcaísmos, es decir, a las palabras (o expresiones) viejas, a las que han caído en desuso y han dejado de utilizarse por los hablantes, redactores, escritores, etc.

Tipos de neologismos

Los neologismos son creados a partir de varias fuentes, como puede ser conocimiento científico o tecnológico nuevo, traducciones de otras lenguas, incorporaciones populares, nuevo léxico periodístico o bien procedente de nuevos usos por parte de redactores, escritores, dramaturgos, guionistas, etc.

Los neologismos encuentran, en muchas ocasiones, la resistencia de sectores que piensan que la lengua puede perder con su incorporación sus esencias; sin embargo, los cambios son inevitables a través del tiempo y mucha gente opina que, por el contrario, revitalizan el idioma y lo hacen más vivo.

Para conocer los tipos de neologismos que podemos encontrarnos, vamos primero a considerar cómo se producen los cambios para incorporar nuevas palabras.

Creación de neologismos

La creación de neologismos fue una tarea relativamente sencilla hasta el fin de la II Guerra Mundial, aproximadamente, ya que se recurría al griego y al latín sistemáticamente para la creación de los mismos. Sin embargo, después, los neologismos nos han venido ya “preformados” desde otros idiomas, particularmente desde el inglés, y la adaptación al español ha sido cada vez más ardua. Los diversos modos para crear nuevas palabras podemos resumirlos así:

  • reutilización de elementos morfológicos o sintácticos: por ejemplo telenovela o telediario, a partir de televisión y no del prefijo tele- como “a distancia” (telegrama o teleobjetivo)
  • asociación de sonidos o letras: tictac, cucú, etc.
  • un cambio de significado de palabras ya existentes: de virus (medicina) a virus (informática).
  • introducción de palabras provenientes de otros idiomas: bricolaje (de bricolage), espónsor (de sponsor), etc.

Tipos de neologismos

Se utilizan varias clasificaciones para los tipos de neologismos. Si atendemos al campo semántico al que se aplican las nuevas palabras o acepciones, podríamos encontrar lo siguiente:

Neologismos estilísticos: se emplean nuevos términos para dar otra impresión social, política, etc.

Ejemplos: invidente (para ciego), moreno (para negro), sobre (para cama), curro (para trabajo), finado (para muerto), etc.

Neologismos tecnológicos: afectan a todo el área científica y tecnológica, muy importante en los tiempos actuales.

Ejemplos: escáner, servidor, buscador, computadora, ordenador, ergonómico, etc.

Neologismos sociales: afectan a todo lo que tenga que ver con el área social, costumbres, moral, etc.

Ejemplos: convenio colectivo, huelga, asamblea, ugetista, sociata, líder, mitin, buró, comité, etc.

Neologismos funcionales: dentro de los tipos de neologismos, son los que se aceptan para lograr una expresión más eficaz.

Ejemplos: antifuego (a prueba de fuego), oruga (máquina para horadar roca), jirafa (soporte metálico para micrófonos), CEE (Comunidad Económica Europea), kilo (kilogramo), etc.

Otra clasificación

Los distintos tipos de neologismos pueden ser clasificados de otras formas. Ahora lo haremos atendiendo a la formación o el origen de los nuevos términos.

Neologismos formales

  • Por prefijación: antiarrugas, posparto, neovanguardia, semiderruir, superestrella, ultrarápido, ultraliberal, transnacional, plusmarca, contraanálisis, sobrecoste, etc…
  • Por sufijación: chavismo, uniformizar, nudista, regenerativo, relativización, etc.
  • Por composición: niño soldado, canción protesta, liberaldemócrata, democristiano, petrodólar, papamóvil, socialcristiano, socialdemócrata, biogenia, aerófago, megápolis, fotoperiodismo, parquímetro, etc…
  • Por conversión sintáctica: hidratante (paso a adjetivo), deportivo (coche, paso a sustantivo), neoliberal (de adjetivo a nombre), autogestionar (a partir de autogestión), etc…
  • Por sintagmación: trabajadora social, violencia doméstica, motor de búsqueda, sin papeles, etc…
  • Por variación: infrastructura (por infraestructura), cableamiento (por cableado), restructuración (por reestructuración), etc.
  • Por abreviación: prota (protagonista), neocon (neoconservador), semi (semidesnatado), profe (profesor), diapo (diapositiva), mates (matemáticas), etc…

Neologismos sintácticos: tipos de neologismos que implican un cambio de categoría gramatical.

Ejemplos: amo de casa, administradora, presidenta, jueza, médica, etc…

Neologismos semánticos: formados por una alteración del significado.

Ejemplos: buscador (en informática), llegador (en fútbol), base (en baloncesto), tirador (en deporte que no sea el tiro), parquet (pista de baloncesto), nivea (crema, marca registrada), etc…

Préstamos: términos importados de otra lengua, estén o no admitidos.

Ejemplos: final four, aggiornamento, búnker, mujaidín, carné, parqué, chalé, bidé, champú, boicot, esmóquin, estrés, estándar, estriptís, surfista, dopaje, disquete, güisqui, parking, aparcamiento, parqueadero, espónsor, esponsorización, coñac, consomé, etc…

Calcos: otro tipo de neologismos en los que se hace una traducción directa y literal de los vocablos o expresiones de otras lenguas.

Ejemplos: romance (amorío), ignorar (no prestar atención), firma (empresa), ratón (dispositivo informático), jardín de infancia (de Kindergarten), copia de trabajo (work print), relaciones públicas (public relations), rascacielos (sky-scraper), visionar (visionner), foto finish, café express, autocross, cuestión a tratar, asunto a debatir, etc…

Otros tipos de neologismos: los que no figuran en la relación anterior por su rareza, como fitipaldi, yuyú, etc.

Hay más clasificaciones, pero para la extensión de esta entrada ya es suficiente con el par de tipos de neologismos presentados. Par más información ya hay que acudir a literatura especializada.

Si te ha gustado el artículo sobre tipos de neologismos, puedes comentar más abajo o compartir en tus redes sociales favoritas. Muchas gracias.

 

Una respuesta

  1. Kin mejia ospina 2 Mayo, 2016 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno