Hacer un blog: seis meses de trayecto

Hace unos días se cumplieron seis meses de esta aventura que emprendí en solitario, es decir, la de de hacer un blog sobre cómo escribir bien y temas aledaños. Puedo hacer, en general, un balance a la vez positivo y negativo, según los aspectos considerados. Lo intentaré en las próximas líneas.

Hacer un blog

Hacer un blog, hoy día, es relativamente fácil. Puedes acudir a varias plataformas, Blogger de Google, Worpress.com, etc. En mi caso, opté por la versión libre de WordPress.org, en la que dependes de ti mismo y tienes que buscar un alojamiento para tu blog, además de una plantilla que se avenga bien a lo que has decidido hacer. No voy a decir que la parte técnica sea fácil, pero hay que ir dominándola poco a poco, sobre todo si no conoces el código html  y solo puedes hacer las variaciones a partir del propio WordPress y de su catálogo de plugins, que en verdad es inagotable, siempre que no se produzcan incompatibilidades entre ellos, que también sucede. El método universal del “prueba y error” sigue siendo tan válido para la ciencia como para cualquiera otra faceta de la vida.

Experiencia personal sobre hacer un blog

No voy a decir que sea positiva al cien por cien, eso sería de un optimismo antropológico del que carezco, pero sí es verdad que vas aprendiendo poco a poco cosas nuevas, que pueden ayudarte mejor o peor a seguir desarrollando tu proyecto. Mi ventaja, no sé si pequeña o grande, el tiempo lo dirá, es que ya construí varios blogs antes que este, de manera que esa experiencia previa me sirvió en algunos puntos. Y si no es así, siempre puedes acudir a sitios especializados, como el de Ciudadano 2.0, una web muy completa, por si tienes dudas en cualquier momento.

Para empezar, preferí una plantilla de pago, puesto que, pese a haber muchas gratuitas y de gran calidad, pensé que el disponer de un soporte técnico adecuado, para resolver cualquier incidencia que pudiera presentarse, era un valor añadido que no podía desaprovechar, y de hecho así ha sido. Sin embargo, hacer un blog puede ser muy fácil, sobre todo para personas que no tienen ninguna dificultad con los aspectos técnicos, pero lo difícil, sin embargo, es llenarlo de contenido. En mi caso, este aspecto concreto no ha tenido mayor importancia, puesto que me apasiona la literatura y todo tipo de arte, la escritura y sus secretos, etc. Yo creo que lo primero, si te decides a hacer un blog, si me estás leyendo, es que te mueva la pasión por un tema, de lo contrario, puede hacerse muy pesada la obligación de mantenerlo.

Pero para ser sinceros, hay otro aspecto más difícil, más intrincado, en el que no soy muy hábil. Es obvio que, para que un blog tenga cierto éxito, al menos en su temática, debes darlo a conocer, propagarlo por las redes sociales, los foros, las plataformas, etc. También es verdad que hasta ahora no he tenido tiempo o fuerzas para acometer esta gigantesca tarea.

Digamos que hacer un blog es solo el primer paso; después hay que llenarlo de contenido que atraiga la atención de los buscadores, y luego de los lectores; estos dos pasos creo que los he realizado relativamente bien. El tercer paso consistiría en darlo a conocer “socialmente”, es lo que me falta hacer en los próximos seis meses, después de disponer y ultimar todo el contenido que había pensado en un principio. Y un cuarto paso consistiría en la creación de una comunidad de intereses artísticos, que es realmente el que me parece más difícil, puesto que no depende solo de mí, tienes que encontrar los colaboradores ideales, y esto sí me temo que no es nada sencillo.

A pesar de todo, iré cubriendo las etapas como mejor pueda. Mi próximo avance —en exclusiva, como diría un medio de comunicación— sería ofrecer una sección llamada “Tus relatos”, para todos los suscriptores del sitio web, que ya casi rozan la mágica cifra de cien. Sin embargo, no estoy seguro del todo. Me gustaría —si estáis ahí, que no lo dudo— que me dierais un retorno de cómo lo veis, seáis suscriptores o no— a través de los comentarios, del correo electrónico, etc.

Hacer un blog es sencillo, lo difícil es atraer la atención de la gente interesada en la temática… y sobre todo mantenerlo, logrando ese difícil equilibrio que siempre se da entre lo ya conseguido y lo que está por venir.

Foto de TopRank Online Marketing, en Flickr.

Reitero lo dicho anteriormente: a todos los visitantes y suscriptores, hacedme un retorno, por los medios que gustéis, sobre todo el proceso explicado anteriormente. ¿Qué os gustaría que implementase en el blog, qué le falta, qué le sobra? Muchas gracias a todos mis lectores.

7 Comments

  1. annabolox 2 Mayo, 2015 Reply
  2. severodiletante 3 Mayo, 2015 Reply
    • Jose Pimat 3 Mayo, 2015 Reply
  3. Tormentas de tinta 13 Mayo, 2015 Reply
    • Jose Pimat 13 Mayo, 2015 Reply
    • Jose Pimat 21 Mayo, 2015 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno