Signos de puntuación

Los signos de puntuación son signos gráficos utilizados en los textos que delimitan las frases y los párrafos, que marcan las pausas necesarias para el mejor entendimiento de lo escrito. Es una arquitectura básica que nos permite eliminar ambigüedades y ordenar las ideas.

Sin embargo, en la actualidad, estos signos se adecuan a la finalidad de la comunicación, y adoptan formas muy diversas según el canal: chat, blog, teléfono móvil, etc.

Aquí, en esta guía de puntuación general, vamos a dar las normas básicas que hasta ahora se han venido siguiendo como ortodoxas, sin perjuicio de que cada escritor, en el ámbito de su libertad, pueda variarlas según circunstancias particulares. En todo caso, en la edición y maquetación de libros, etc… se respetan escrupulosamente.

Cultivo de la guía de puntuación

Signos de puntuación principales

  • El punto (.)
  • La coma (,)
  • El punto y coma (;)
  • Los dos puntos (:)
  • Las comillas («»)
  • Los paréntesis (())
  • Los signos de interrogación (¿?)
  • Los signos de admiración (¡!)
  • Los puntos suspensivos (…)
  • El guion (-)
  • La raya (—)
  • La barra (/)
  • El asterisco (*)
  • La diéresis (¨)
  • El signo del párrafo (§)

El punto: (.)

El punto es el signo de puntuación que se coloca al final de las oraciones gramaticales. Se escriben sin dejar espacio de separación con el carácter anterior pero dejando un espacio con el carácter que sigue a continuación. Esta regla también se aplicará de la misma forma, en la coma, en el punto y coma o en los dos puntos.

Existen tres clases de punto en un texto:

  • El punto y seguido: separa oraciones dentro de un párrafo, o sea que se sigue escribiendo después. La siguiente letra se escribe en mayúsculas. También se llama “punto seguido”.
  • El punto y aparte: separa párrafos dentro de un documento. La siguiente letra se escribe en mayúsculas. Se respeta generalmente una sangría en la línea siguiente. Hay zonas de América donde se le conoce como “punto aparte”.
  • El punto final: es el final del documento escrito. No es correcta la denominación “punto y final”.

También se usa el punto en las abreviaturas, como en Sr. (señor), Ud. (usted), etc. Si se utiliza la barra, entonces no se pone punto, por ejemplo en C/ (calle), s/n (sin número), etc.

No se aplica en abreviaturas como puntos cardinales (N, S, E, O), acrónimos (ONU, UE) o medidas (W, K, Li), que se consideran símbolos. En el caso de los acrónimos, si toda la frase está en mayúsculas, entonces se permite el uso de puntos en los mismos, para mayor claridad, por ejemplo en BOLETÍN DE LA O.E.A. (Organización de Estados Americanos).

Junto a otros signos:

  • Siempre se escribirá después de las comillas, paréntesis y rayas de cierre.
  • En caso de que un signo de interrogación o admiración cierre la frase, no se escribirá punto. Por ejemplo, “¡Adiós! El chico se despidió y comenzó a caminar”.
  • No se debe escribir otro punto detrás de los puntos suspensivos en cierre de una oración.

Otros usos:

  • Separa millares en los números: por ejemplo, 1.876 o 37.564.678, aunque no todos los países hispanoamericanos utilizan la misma convención, puesto que los hay que emplean la coma en este caso. De todas maneras, ambas convenciones están admitidas por las Academias de la lengua española.
  • Indica la operación matemática de multiplicación, por ejemplo en (ax+3).b5 (aunque se suele representar centrado a media altura).
  • En fechas y horas, por ejemplo en 23.12.1988 o en 12.35 horas.

La coma: (,)

La coma marca una breve pausa después de un enunciado, siempre que antes no se encuentre un conector (y,e,o,u,ni).

Se emplea de las siguientes formas:

  • Para separar los elementos de una enumeración o sucesión, ya sean palabras o frases, salvo si vienen precedidos por las conjunciones y, e, o, u o ni. Por ejemplo:
    —Lucía volvió a casa, hizo los deberes, cenó, besó a su madre y se fue a la cama.
    —La casa donde vivo tiene un salón, dos habitaciones, un lavabo, un balcón, mesas, sillas, muebles y dos camas.
  • Para delimitar una explicación o un inciso:
    Mao, el gran guía del pueblo chino, nació en…
  • En los casos de una apelación o énfasis (vocativo):
    —Niños, a la escuela.
    —No seas loca, querida.
    —A ver, Juan, ¿por qué no te callas?
  • Para separar elementos equivalentes en una frase, normalmente después de dos puntos, por ejemplo…
    Todos ellos peleaban: franceses, rusos, españoles, italianos y australianos.
  • Cuando se invierte el orden de los complementos de la oración, y se producen pausas enfáticas, por ejemplo:
    —Con este tiempo, no saldremos.
  • Las locuciones conjuntivas o adverbiales, sea cual sea su posición, van precedidas y seguidas de coma, tales como: en efecto, es decir, en fin, por consiguiente (salvo si dan origen a la oración o la terminan). Por ejemplo:
    —Pedro, haz un memorándum, es decir, si lo crees oportuno.
    Hay alguna excepción a la norma anterior, por ejemplo en el caso siguiente, después de punto y coma:
    Coloca en la mesa los libros; en el estante, las libretas; y en otro mueble, un florero.
  • También en el caso de que después de una enumeración, la conjunción “y” dé origen a un elemento que no pertenece a la serie. Por ejemplo, en el última frase de esta sucesión:
    —Compró unas patatas fritas, unos caramelos, unos refrescos, y llamó a sus amigos.
  • Asimismo, cuando la conjunción “y” sea sinónimo de pero, como en este ejemplo, aunque no es norma obligatoria, puede ir perfectamente sin la coma:
    —Hizo todo lo que pudo, y no llegó.

Usos opcionales de la coma:

Mejor poner varios ejemplos para que se vea claro:
—Fuimos a ver el partido, pero, al final, cambiamos de parecer.
—Cuando mi hermana llega a casa, a veces, salimos de compras.
En los ejemplos anteriores se puede prescindir de las comas perfectamente, puesto que el sentido de la oración no se va a ver afectado y, además, son frases cortas que no precisan de ninguna pausa.

Uso obligatorio de la coma:

Cuando va a variar esencialmente el sentido de la frase, por ejemplo:
—Hice el pastel, como me dijeron.
—Hice el pastel como me dijeron.
En el primer caso le dijeron que hiciera un pastel; en el segundo caso le dijeron cómo debía hacer el pastel. Obsérvese que son cuestiones diferentes; el uso de la coma elimina ambigüedades.

El punto y coma: (;)

En plural se dice igual: los punto y coma. Se utiliza de forma muy subjetiva, puesto que lo normal es que pueda sustituirse por otros signos, como la coma, los dos puntos o el punto y seguido. Viene a ser un signo intermedio entre el punto y la coma. Sin embargo, existen usos peculiares:

  • Para separar grupos en los que intervienen comas.
    —Cada pelotón irá por un lado: el primero, por la izquierda; el segundo, por la derecha; el tercero, de frente.
    —Se citaron Manuel, el delegado; Francisco, el interventor; y María, la tesorera.
  • Para separar oraciones con una estrecha relación semántica pero independientes.
    —La gente se separó; ya no había nada que hacer.
    —Luis no conseguía dormirse; su propia tristeza lo envolvía.
  • Delante de conectores tales como pero, sin embargo, por consiguiente, aunque, por tanto, etc. Se usa el punto y coma cuando las oraciones tienen cierta longitud.
    —Es probable que, en determinadas circunstancias, venga; aunque nunca lo podríamos asegurar por completo.
  • Detrás de los elementos de una lista o relación, cuando la siguiente frase comienza en minúsculas. Sin embargo, el último elemento es cerrado por un punto.
    Los verbos en español se conjugan así:
    -conjugación en ar;
    -conjugación en er;
    -conjugación en ir.

Dos puntos: (:)

Indica este signo de puntuación que lo que sigue está en íntima relación con lo que precede; representa, a su vez, una pausa mayor que la de la coma y menor que la del punto.

  • Su uso más evidente es en enumeraciones, como en el siguiente ejemplo.Los ríos más largos de Europa son: Volga, Danubio, Rin, Elba, Loira, Garona…
  •  O bien para proceder al cierre de una enumeración:
    Paella, zarzuela, lentejas, espagueti, costillas asadas: esos son nuestros platos preferidos.
  • También para especificar algo concreto, como en el siguiente ejemplo.
    Usamos el arma más antigua, pero menos lesiva: la inteligencia.
  • O después de una llamada al destinatario en las cartas, por ejemplo:
    Muy señor mío:
  • Otro uso importante es introducir citas textuales, por ejemplo, :
    —Siempre que viene me dice: “hoy iremos al cine”.
  • Sirve también para separar las horas de los minutos y segundos: 12:45:15. No se dejan espacios.
  • Asimismo, en determinados libros sagrados, como la Torá, separa capítulos y versículos: (Hechos 15:21). Tampoco se dejan espacios.
  • En matemáticas, representa el signo de la división: 3/5 o 3:5.

Las comillas

Hay tres tipos de comillas:

  • Comillas españolas, angulares dobles o guillemot (« »).
  • Comillas dobles o inglesas (“ ”)
  • Comillas simples (‘ ’).

Son de apertura al principio y de cierre al final de la frase entrecomillada. Como primera opción se usan las comillas angulares. Si hubiera una segunda cita dentro de la primera, se utilizarían las inglesas, para dejar como último recurso las simples. Se entrecomillaría en el orden siguiente: «…“…‘…’…”…»

Las comillas simples sirven para entrecomillar en los casos en que no resulta adecuado el uso de la cursiva, o bien para aclarar el significado de una palabra:
«—El autor dijo: “Las comillas (‘signos de puntuación para marcar niveles distintos de discurso’) son de uso abundante en mi obra”.»

En castellano no se deja ningún espacio entre las comillas y su contenido.

Usos más corrientes de las comillas

  • *Para las citas textuales.
    —«Me dijo que “probablemente llegaría tarde”».
  • *Para destacar palabras usadas en un sentido distinto del habitual, con el propósito de indicar que se han seleccionado, no por error, sino adrede:
    —Hemos “zozobrado” en nuestros fines.
  • *Para señalar la intención irónica o sarcástica de una palabra:
    —Aquel hombre fue todo un “caballero” al no ceder su asiento a la señora.
  • *Para referirse a títulos de libros, obras de arte, cuadros, artículos, etc.:
    —“Las Meninas” fue pintado por Velázquez.
  • *Para aclarar el significado de una palabra o expresión determinada:
    —Para saber lo que es una abeja, de ‘apis’ en latín, tendremos que…
  • *Para palabras o expresiones extranjeras, apodos, seudónimos, etc.:
    —A Mario se le conocía como “el pingüino”.

Los paréntesis: (())

Los paréntesis (en singular: el paréntesis) son de distintos tipos:

  • Los paréntesis propiamente dichos: ( ).
  • Los corchetes: [ ].
  • Las llaves: { }.

Al igual que en el caso de las comillas, si se han de emplear varias veces en una misma frase o fragmento se utilizan así: (…[…{…}…]…)

Uso del paréntesis

  • Para aclarar una expresión, palabra, frase… intercalado en la misma. En este caso son intercambiables con las comas.
    —Al acabar de comer (siempre sobre el mediodía) encendía un cigarrillo.
  • Para encerrar fechas:
    La batalla de Anzio (1944) tuvo lugar en…
  • Para aclaraciones de abreviaturas y signos:
    La ONU (Organización de las Naciones Unidas) tiene su sede en…
  • Para encerrar traducciones:
    Alea jacta est (la suerte está echada).
  • Para acotar observaciones en guiones de cine, televisión u obras de teatro:
    —Inés (la cámara se desplaza hasta el fondo).
  • Para encerrar datos aclaratorios de cualquier especie:
    —Roma (Italia) es una ciudad…
  • Para acotar expresiones matemáticas:
    F(x), (a+b)/3…

Uso de los corchetes

  • Dentro de los paréntesis, para aclarar algún dato:
    —Leonardo da Vinci (pintor italiano [1452-1519] de los siglos XV-XVI)…
  • Para omitir algún fragmento en las citas:
    —“Algunas resoluciones políticas […] provocaron la ira de la bancada azul”.
  • Para transcripciones fonéticas:
    /bueno/ -> [bwéno]
  • Para interpolar datos en un texto original:
    —Se emplearon [cientos de] toneladas de hormigón en la construcción.
  • En matemáticas, para encerrar símbolos con paréntesis o para marcar intervalos cerrados:
    [(a+b)-(3+h)]/(a-b)
    I [a,b]
  • En informática, para listas o secuencias:
    [5,7,12]

Uso de las llaves

  • Para encerrar paréntesis y corchetes.
  • En cuadros sinópticos o esquemas:
    { a, b, c
  • Para definir conjuntos, en matemáticas:
    {1,3,5,7}
  • En el desarrollo de software.

Signos de interrogación: (¿?)

Representan preguntas y provienen del latín (questio, o ‘pregunta’), abreviado como «Qo». Esta se transformó con el tiempo en el signo de interrogación.

En la mayoría de idiomas se usa un solo signo de interrogación, al final de la frase:

— Comment tu t´appeles? (en francés).
— Come ti chiame? (italiano).
— What´s your name? (inglés).

Pero en español se utilizan los dos signos, el de apertura y el de cierre:
— ¿Cómo te llamas?

El uso habitual en castellano fue el mismo que en otros idiomas, hasta que durante el siglo XIX se extendió el uso actual, tanto en los signos de interrogación como en los de admiración o exclamación, debido a que en muchos casos no se puede inducir el momento de inicio de la interrogación.

Actualmente se está generalizando en los foros y chats, y en general en las redes sociales, el uso antiguo de los signos, tanto de interrogación como de exclamación, al final de la frase, para ahorrar pulsaciones.

Un uso particular de los signos de interrogación se produce cuando existe duda respecto a algún dato, especialmente los años de nacimiento de personajes históricos:
—Tales de Mileto (624 a.C.-?, 548 a.C.)

Signos de admiración: (¡!)

También son llamados “signos de exclamación”. Se usan para señalar el carácter exclamativo o exhortativo de una oración. También van entre signos de exclamación las interjecciones:
—¡Levántate, niño!
—¡Qué fuerte eres!
—¡Cuidado con el perro!
—¡Estupendo!
—¡Eh!
En obras literarias, se admiten y se usan dos o tres signos de exclamación para proporcionar mayor énfasis:
—¡¡¡Traidor!!!

Tanto en los signos de interrogación como en los de exclamación, no hay espacios entre las letras y los signos.
Por otro lado, detrás de ellos puede ir cualquier signo, menos el punto.

Existe un uso conjunto de ambos tipos de signos, cuando la frase puede entenderse a la vez como interrogativa y exclamativa:
—¡Cómo pudiste hacerlo?

Puntos suspensivos: (…)

Los puntos suspensivos son tres puntos —y solo tres— sin espacios entre ellos, al final de una palabra y que deja en suspenso la continuidad de la frase.

Detrás de los puntos suspensivos, en su caso, pueden ir otros signos de puntuación, como la coma, el punto y coma, los dos puntos… sin dejar entre ellos ningún espacio.

Si la oración se da por terminada, a continuación hay que escribir con mayúscula (salvo que sea final de párrafo). En caso de que la oración continúe, se puede seguir escribiendo en minúscula. Ejemplos:

—Parecía que la tormenta amainaba… Entonces él comenzó a vestirse.
—María estaba dudando… si seguir con su propósito o dejarlo para más adelante.

Usos

  • Para señalar en el discurso una duda, una vacilación, un temor, una pausa, etc.
    —Puede que vaya… Realmente no sé qué pensar; tal vez si dispusiera de tiempo… No es una mera cuestión de decisión.
  • Para indicar que un discurso se da por finalizado y sobreentendido por el lector:
    —A quien madruga Dios le ayuda…, así que vete levantando.
  • Para dar a entender una palabra malsonante o inconveniente:
    —Hijo de…; Váyase usted a la m…
  • Cuando se quiere dejar el discurso en suspenso:
    Hablábamos todos, gritábamos, estábamos histéricos… No sé cómo pudo terminar aquello bien.
  • Cuando se quiere enfatizar el discurso:
    —Tierras por paz… Ese es el dilema fundamental… Y ningún otro.
  • Cuando se quiere terminar una frase con el valor del etcétera, y en sustitución del mismo:
    —Sabíamos lo que queríamos: paz, armonía, salud…
  • Antes o detrás de los signos de interrogación o exclamación, cuando el discurso lo requiere:
    —¡No sabía que…!
    —¿Me traerá lo que le dije?… Es posible que sí.

Guion: (-)

El guion (-) es un signo de puntuación de menor longitud que la raya (—); también es distinto del guión bajo  (_).

Usos principales

  • Para unir palabras: análisis físico-químico.
  • Para separar sílabas de una palabra al final de una línea.
  • Para marcar separación de sílabas en diccionarios o enciclopedias: si-lá-bi-co.
  • Para vincular dos nombres propios: puente aéreo Barcelona-Madrid.
  • Para unir nombres de pila o apellidos: José-Tomás Díez, Adolfo Bioy-Casares.
  • En informática, para separar palabras: nombre-de-usario@correo
  • Para separar prefijos de nombre propios: anti-Hitler.
  • Para separar prefijos de abreviaturas: pro-UNESCO.
  • Para vincular dos prefijos sin repetición de la palabra base:
    —Fue un autor pre- y postromántico.

Raya: (—)

La raya (—), que no debe confundirse con el guion bajo (_) ni con el guion (-), ya que tienen usos y significados muy diferentes, se utiliza en los siguientes casos:

  • Para introducir un inciso dentro de una frase más larga (a veces, puede sustituirse por una coma):
    El general Eisenhower —elegido coordinador de todas las fuerzas aliadas— se dejó convencer por razones logísticas.
  • Para señalar en los diálogos de teatro, cine, televisión, etc. la intervención de los personajes:
    —¡Por Dios, Teresa!
    —No me dejas otra opción, Luis.
    —Deberías pensarlo mejor, o por lo menos, darme unos días.
  • Cuando en los diálogos, va precedido por el nombre del personaje, se coloca detrás del punto, sin espacios:
    MARÍA.—Dime lo que quieres.
    JUAN.—Solo que me quieras.
  • Para añadir comentarios del narrador, intercalados:
    —Podrías haberme dicho —dijo sonriendo— que vendrías.
  • Para introducir los elementos de una relación (los puntos y coma son opcionales, el último elemento se cierra con punto):
    — Elemento 1;
    — Elemento 2;
    — Elemento 3.
  • Se usa también en listas bibliográficas.
Para escribir la raya con el teclado informático español:
  • Windows: se mantiene presionada la tecla «Alt» mientras se pulsa «0151» en el teclado numérico.
  • Apple: se mantiene presionada la tecla «Alt» mientras se pulsa la tecla guion (-).

Otros signos auxiliares: (/, *, ¨, §)

Uso de la barra (/)

También llamada barra oblicua, inclinada, diagonal, de gran uso actual como signo de puntuación.

Estos son sus usos más destacados:

  • En ciertas abreviaciones, sustituye al punto: s/n, C/, etc. No se deja espacio entre la barra y las letras.    
  • En la expresión numérica de las fechas: 25/03/1898. No se deja espacio.
  • En algunas expresiones con valor preposicional: 246 km/h [kilómetros por hora]. No se deja espacio.
  • Para expresar dos opciones: sí/no, verdadero/falso. No se deja espacio.
  • Para encerrar las transcripciones fonéticas: /kable/. No se deja espacio.
  • Para separar opciones ortográficas: alma/arma. No se deja espacio.
  • En poesía, para señalar el final de un verso y el principio de otro, cuando van en la misma línea. Se deja un espacio entre el último verso y el siguiente (en total dos espacios).
  • En matemáticas, para significar división: 3/5 partes.
  • En informática, para separar directorios o páginas: http://comoescribirbien.com/guias/
  • En leyes, decretos, documentos…: ley 12/1987 (se lee: ley 12 barra 1987)

Uso del asterisco (*)

El asterisco se considera un signo de puntuación de múltiples usos, en informática, matemáticas, ciencias de la información o de la computación, lenguajes de programación, lingüística, telefonía, páginas web, etc.

Sus usos más habituales en un texto escrito son los siguientes:

  • Indicar una llamada a pie de página, como nota aclaratoria.
  • Para ocultar las letras de una palabra considerada inapropiada: hijo de p***.
  • Se antepone en libros de ortografía para señalar una palabra incorrecta: *ierba.

Uso de la diéresis (¨)

Se utiliza:

  • Para saber que hay que pronunciar la u, en determinados casos: pingüino, vergüenza, lingüística, etc.
  • De la misma forma se escribe también en mayúsculas: LINGÜÍSTICA.
  • Para saber que en textos poéticos, un diptongo debe leerse como hiato: el dulce murmurar deste rüido, /el mover de los árboles al viento […]

Uso del signo del párrafo (§)

Designa a los párrafos de un texto, usándose profusamente en la impresión.

Usos referenciales:

Para aludir a un determinado párrafo o subdivisión: §32.2a

Si se hace referencia a dos párrafos, el signo se duplica: §§ 24 y 34 de la obra.

*****