Formación de palabras

De la formación de palabras se ocupa la Morfología (ver Glosario)

En este artículo vamos a hablar, pues, de la formación de palabras a través de distintos mecanismos lingüísticos, pero antes daremos unas definiciones básicas.

Definiciones importantes para empezar

  • Palabra: unidad mínima de significado en una oración.
  • Lexema o raíz: es el elemento que contiene la significación de la palabra, su raíz primitiva.
  • Morfemas: van detrás de la raíz y aportan el contenido gramatical de los vocablos: género (en nombres, adjetivos y pronombres), número (en  verbos, nombres, adjetivos y pronombres), tiempo, modo, aspecto y persona( para los verbos).
  • Palabras primitivas: las que originan otros vocablos.
  • Palabras derivadas y compuestas: las que han sido originadas desde las palabras primitivas.
  • Prefijos: son los elementos que, puestos antes de las palabras,  les añaden significación.
  • Sufijos: son los elementos que, puestos detrás de las palabras, les añaden significación.
  •  Infijos: carecen de significado y sirven para unir la raíz con el sufijo, por ejemplo en comun-it-ario, el morfema “it”, por razones de pronunciación u otras.

Formación de palabras

La estructura de las palabras

Las palabras están compuestas por unidades elementales llamadas morfemas por los gramáticos. Hay tres grandes grupos:

Morfemas con significado léxico

Son conocidos como morfema léxico, lexema o raíz (denominaciones equivalentes).

Ejemplos: libr-osueñ – anegr – ura. Se trata en esencia de la raíz de las palabras (libr, sueñ, o negr), que crece constantemente conforme la sociedad incorpora nuevo léxico.

Morfemas con significado gramatical

Este significado es de carácter flexivo y es aportado por los morfemas gramaticales.

Ejemplos: en soña-ba es la partícula “ba” que significa acción en tiempo pasado; en libr-o-s, la partícula “s” remite al plural.

Los morfemas derivativos

Prefijos

Añaden significado y van antes del lexema: por ejemplo, per-óxido.

En español hay infinidad de prefijos, tanto griegos como latinos; por ejemplo, a, anti, auto, para, exo, hiper, meta (griegos) o bi, deci, ex, extra, infra, multi, omni, retro, sub (latinos).

Sufijos

Añaden significado y van después del lexema; por ejemplo, en oxida-ción. Otro ejemplo: de humano, derivan humanidad, humanismo, humanista, humanitario, humanoide, etc. por la añadidura de distintos sufijos con distintas funciones léxicas (de significado).

Formación de palabras

La elaboración en la formación de palabras nuevas es constante y se supedita a las necesidades comunicativas de los hablantes. El español, al ser una lengua romance, hace que la inmensa mayoría de sus palabras provengan del latín: las palabras patrimoniales.

A su vera, se incorporan constantemente, desde la formación del castellano, nuevas palabras de diferentes procedencias: germanismos, italianismos, catalanismos, arabismos, galicismos… y actualmente anglicismos: son los préstamos de otros idiomas.

Por último, existe un grupo de palabras de creación individual o colectiva que se incorporan a la lengua para referirse a realidades nuevas, generalmente de carácter tecnológico. A este tipo de palabras se las conoce como neologismos.

Pues bien, todas ellas, tanto patrimoniales, préstamos o neologismos son sometidas de forma constante a los procesos de formación de palabras nuevas.

Por ejemplo, del francés tenemos la palabra aval, que una vez incorporada en el siglo XIX se convierte en palabra primitiva en español. De ella se obtienen otras palabras derivadas como avalar o avalista.

Procesos de formación de nuevas palabras

Hay dos procedimientos fundamentales de formación de palabras, para crear otras nuevas:

La derivación

Consiste en constituir nuevas palabras a partir de palabras primitivas a través de la unión de prefijos, infijos o sufijos. Ejemplo: de carne, obtenemos  carni-ería.

  • Por prefijación, en suyo caso añaden uno o más prefijos: pre-, re-, in-,  super-, etc. Ejemplos: prerrequisito, remover,inmóvilsupermercado.
  • Por sufijación y entonces añaden un sufijo:

– De significado gramatical como en los verbos: corr-er, corr- iendo, corr-ería.

– De significado léxico como –ero, -ista-, -oso, -azo,-ito, -illo… (aumentativos, diminutivos, apreciativos, etc.) Ejemplos: socialista, panadero, listillo, guapito, pelmazo, perezoso

 La composición

Es la formación de palabras nuevas uniendo dos o más lexemas de palabras simples. Ejemplo:  de para + aguas, obtenemos paraguas.

Formadas por la unión de dos o mas raíces o lexemas: bocamanga, sacacorchos,  tiovivo, etc.

Existen diversos tipos, que podríamos agrupar en la siguiente lista:

  • Unión de dos nombres, como en latinoamericano u hojalata.
  • Nombre + Adjetivo, como en pelirrojo, boquiabierto.
  • Verbo + Nombre, como en cortafuegos, abrelatas, rompecabezas.
  • Términos separados por un guión, como en físico-químico, teórico-práctico.
  • Palabras aisladas … que juntas quieren decir otra cosa, como tinta china o pez espada.
  • Unión de adverbio y adjetivo/verbo, como en maleducado, maldecir.
  • Verbo + Verbo, como en vaivén y duermevela.
  • Verbo + Pronombre, como en quehacer.
  • Adverbio + Adverbio, como en anteayer.
  • Construcciones con preposición, como en letra de cambio, olla a presión, silla de ruedas.
  • Frases enteras contraídas, como en correveidile, metomentodo.

 La parasíntesis

No obedece a una formación de palabras propia, sino que consiste en:

  • la combinación de la derivación y la composición; por ejemplo: quince-añ-ero (quince, años y  el sufijo -ero)
  • la combinación de prefijo y sufijo para crear una nueva palabra derivada. De asumir, deriva in-asum-ible. (prefijo in-, sufijo -ible)

 Los infijos o interfijos

Son elementos de unión entre el lexema y el sufijo (raras veces con el prefijo) que no tienen significado alguno.

Se colocan para que la palabra suene mejor o para evitar ambigüedades.  Por ejemplo en lavandera:  lav (lexema), -and- (infijo), -er (sufijo) y -a (morfema de género femenino).

Otro interfijos: ec (verdecito);t (tetera); ot (risotada).

 Otros procesos en la formación de palabras

  • La acronimia: formación de palabras asociando el principio y/o el final de otras, como en módem (modulation – demodulation), pulsar, del inglés “pulsating star” ;  Banesto, de  Banco Español de Crédito.
  • Las siglas: palabras formadas por la unión de letras iniciales de otras palabras, se suele emplear para denominar organismos oficiales e instituciones. Ejemplos: ONU, RENFE, OTAN, OCDE, UE, UNESCO, UNICEF etc.
  • El acortamiento: palabras habituales que usamos habitualmente y que en realidad son abreviación de otras más largas: boli, peli, cine, moto, foto, mates, repe, etc.
  • La onomatopeya: sonidos se convierten en palabras por repetición, como en kikirikí, tictac, etc.

Foto: de Jesús Solana en Flickr

Si te ha gustado el contenido, comparte en tus redes sociales o deja un comentario:

4 Comments

  1. Denis Yalo Torres 13 marzo, 2016 Reply
  2. Amelia Coats 2 noviembre, 2016 Reply
  3. Roxi 1 febrero, 2017 Reply
    • Jose Pimat 1 febrero, 2017 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno