Éxito literario: mitos y realidades

Algunos pensaréis que al poneros a escribir podéis lograr un éxito literario fácil. O por lo menos, relativamente fácil. Al fin y al cabo todos sabemos escribir. Este mito, este pensamiento mágico, está muy extendido. Es como si todo se basara en idear un gran argumento. O en dar a luz una brillante idea. Sin embargo, no es tan sencillo. Todo eso hay que transformarlo y convertirlo en realidad escrita. Y no siempre hay una correlación estricta entre ideas brillantes y textos brillantes.

Éxito literario

Consideraciones previas

Si buscas en la red la expresión “escritor de éxito” (o algo parecido) comenzarán a salirte de inmediato enlaces de “cómo convertirte en escritor”, “cómo lograr el éxito literario en siete pasos”, etc. Da igual el mensaje. Yo mismo tengo artículos en este sentido, por ejemplo este. Sin embargo, son simples orientaciones. Y cualquier manual en este sentido debería concebirse solamente como eso, ayudas o consejos.

En el mundo de la literatura no hay atajos ni recetas mágicas. Y por la misma razón que no todo el mundo puede convertirse en un cantante de éxito o en un gran futbolista de la noche a la mañana. De entrada, hay que tener ciertas cualidades que no todos poseen en la misma medida. Si quieres, llámale “don” o “ángel“. O simplemente que has nacido para eso. Da igual cómo lo llames. Si no estás dotado, de alguna manera, para la literatura, pierdes el tiempo.

También puedes pensar que es algo que se estudia. ¿Dónde se estudia? ¿Alguien conoce alguna Facultad de Escritura? Todo lo más, puedes encontrarte talleres de escritura. Ciertamente, puedes aprender algo en ellos. Sin embargo, nadie puede insuflarte un talento por arte de magia. Hay que tener cierto don y una gran capacidad de trabajo. Decía Picasso (creo recordar) que si aparecía la inspiración, que le cogiese trabajando. Es decir, que incluso los que tienen un talento especial para cualquier arte, no siempre están inspirados. Parece una obviedad, pero es así.

El éxito literario como consecuencia del trabajo

El éxito literario, como cualquier tipo de éxito en la vida, viene determinado principalmente por la excelencia en tu trabajo. Y esa excelencia se produce como consecuencia de haber sabido diferenciarte de otros en las mismas circunstancias. No todos los médicos, abogados o periodistas tienen el mismo éxito. Una parte viene condicionada por las cualidades individuales. Pero otra parte obedece a la capacidad de sacrificio, de esfuerzo personal. Es decir, del trabajo intenso y duradero que los seres humanos sean capaces de afrontar en un momento dado.

Si quieres tener éxito literario debes poder trabajar en varios sentidos. En el perfeccionamiento del lenguaje, por supuesto. Pero también en la busca de un estilo personal. O en la capacidad de idear argumentos y desarrollarlos por escrito. Además, deberías poder leer con regularidad desde la escuela, si es posible. O cuanto antes. La lectura forma parte de la formación integral de un escritor. Y a menos que leas y escribas con regularidad será muy difícil, por no decir imposible, llegar a tener un cierto éxito literario. Ni siquiera a algo previo: ejercer de escritor. No decirse escritor o convertirse en escritor de la noche a la mañana. Creo que está bastante claro.

Conclusiones

Ejercer de escritor no lo conseguirás con manuales o con talleres. Incluso aunque estos puedan ayudarte. No se trata de seguir unos determinados pasos y… ¡se hizo la luz, apareció la novela de éxito! No es tan sencillo, por muy deseable que sea. No podemos engañarnos. Se trata de luchar cada idea, cada palabra, cada frase. Y eso no puedes hacerlo sin un trabajo previo de aprendizaje. No hay atajos aquí. Todo depende del talento individual para el oficio, pero también del trabajo que pongas sobre la mesa.

Y por último, no hay que confundir éxito literario con éxito económico. Grandes escritores no han tenido siempre una vida cómoda. Más bien al revés. El éxito literario puede conducirte al éxito económico, pero no siempre. Debes tener en cuenta que el mundo de la edición es un negocio. Y no necesariamente la excelencia literaria va acompañada de un correlato de éxito económico. Otro día podemos hablar del “negocio de la literatura”, que es otra cosa.


Bien, he intentado proporcionar algunas claves sobre el éxito literario. Si lo he conseguido o no es otra cuestión. En cualquier caso, siempre podéis comentar más abajo lo que os parezca a vosotros. O si lo preferís, podéis compartir el artículo en vuestras redes sociales favoritas. Muchas gracias por vuestra atención.

7 Comments

    • Jose Pimat 9 noviembre, 2017 Reply
  1. kin mejia ospina 9 noviembre, 2017 Reply
    • kin mejia ospina 9 noviembre, 2017 Reply
  2. Conchita 20 noviembre, 2017 Reply
    • Jose Pimat 22 noviembre, 2017 Reply
  3. isabel 22 noviembre, 2017 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno