Cómo escribir bien: 18 consejos clave para ti

Escribir es algo que hacemos desde niños, hay que aprenderlo sí o sí, y como no es algo fácil lo seguimos aprendiendo toda la vida. Incluso los académicos más sesudos aprenden algo nuevo de vez en cuando, debido a que la lengua es un organismo vivo y, por tanto, cambiante. En “Cómo Escribir Bien” te ayudamos a mejorar tu nivel de redacción, y en definitiva enseñamos en general a cómo escribir bien, ya que el blog está pensado para eso.

Cómo escribir bien y progresar

Los 18 mejores consejos de “Cómo escribir bien”

1- Cultiva el hábito de la lectura.

Puede parecer obvio, pero es el consejo más importante. No importa si lees ensayos, novelas o blogs de internet, pero hazlo de forma crítica. Cómo escribir bien las palabras, los párrafos, las frases, etc. Fíjate bien en lo que lees.

2- Ordena tus ideas.

¿Qué es lo que quiero decir y cómo quiero decirlo? Haz un pequeño guion o esquema, perder un poco de tiempo al principio es ganarlo al final. Pero siempre dependerá de qué vayamos a hacer. No es lo mismo escribir una carta de amor, donde la espontaneidad y la improvisación tienen cabida, que un artículo de 200 palabras. O uno más extenso de 1200 palabras. Tampoco es lo mismo escribir sobre una temática general que un texto de carácter técnico. ¿Cómo escribir bien? Bien, teniendo en cuenta todos los factores.

Siempre es conveniente tener presente lo que se enseña en el mundo del periodismo, las preguntas típicas pero efectivas a la hora de estructurar un escrito: el qué, a quién, cómo, cuándo, dónde, por qué

3- Pensar siempre en nuestro lector objetivo.

Si te diriges a un público amplio es absurdo complicar las frases, utilizar vocablos demasiado cultos o demasiado técnicos, o emplear una argumentación discursiva muy elaborada. Lo mejor es hacer frases cortas y párrafos claros.

Lo más importante es que el lector entienda el mensaje que quieres transmitir a la primera. De hecho, esta última es la principal función del lenguaje. Podremos hacer más bonito el texto, pero en “Cómo escribir bien” siempre vamos a defender la preeminencia de la recepción del mensaje sobre cualquier otra consideración, por importante que sea.

4- Utiliza nombres y verbos.

Puedes dejar los adjetivos y adverbios en un segundo plano. No es que no sean importantes, porque matizan el discurso, lo enriquecen y le dan colorido, pero no hay que abusar, sobre todo de los adverbios acabados en mente. Si quieres saber cómo escribir bien de verdad, tienes siempre que tener en cuenta que la oración siempre se compone de nombres y verbos. Lo demás es accesorio, aunque necesario en ocasiones, como es obvio.

5- Cuida las faltas de ortografía.

El descuido en la ortografía crea una pésima impresión en el lector y no hay nada más sencillo de solucionar. Hoy día, cualquier procesador de texto lleva incorporado un corrector ortográfico. Y si pones atención en lo que te está indicando, conseguirás aprender cada día un poco y al cabo de cierto tiempo te defenderás bastante bien en este apartado. Para saber cómo escribir bien, lo primero es escribir correctamente.

No es que los correctores sean infalibles… no, no lo son, por ejemplo en el caso de los acentos diacríticos, pero hacen su labor para el 90 %, como mínimo, de todo el texto.

6- No intentes escribir como hablas.

El lenguaje escrito es muy distinto del hablado, ni mejor ni peor, simplemente utilizan códigos distintos. Mientras para hablar es normal emplear un lenguaje coloquial, eso mismo en la lengua escrita es considerado inapropiado.

Para saber cómo escribir bien ojo con este punto, puesto que la gente muy joven ya tiene el vicio adquirido a través de los teléfonos móviles o de las redes sociales, como si estuvieran hablando con los colegas, y cuando se ven obligados a redactar, ya sea en la propia escuela o por cualquier otro motivo, se notan las carencias de fondo.

7- La importancia de la puntuación.

En “Cómo Escribir Bien” le damos la importancia debida a los signos de puntuación. Los puntos, las comas, los dos puntos, las comillas, el punto y aparte, los guiones… son elementos fundamentales para transmitir bien un mensaje, y para que el lector comprenda perfectamente el texto que le estamos ofreciendo.

No es lo mismo decir “pásame el lápiz negro” que “pásame el lápiz, negro”. Este ejemplo creo que lo dice todo.

8- Cuida el género, el número, las concordancias.

Son aspectos básicos de la redacción, muy comunes en los errores de los escolares, por lo cual debes tener mucho cuidado para que todo suene bien y esté correcto. No se puede decir, por ejemplo, “las bases de nuestra relación es…”. ¿Cómo escribir bien la frase anterior? Es obvio, ¿no? A veces es una mera cuestión de oído, en ese caso hay que revisar el escrito al menos un par de veces antes de publicarlo, enviarlo por correo, etc.

9- Amplía tu vocabulario.

Anota las palabras nuevas que vayas conociendo en un fichero o en un cuaderno al efecto, y revísalas de vez en cuando para verificar que no las has olvidado. En este apartado, de nuevo la lectura habitual es fundamental para lograr progresos apreciables y duraderos.

10- Usa sinónimos

A veces leemos un escrito con muchas repeticiones, las mismas palabras una y otra vez, lo cual al final resulta aburrido. Es conveniente, pues, que varíes tu léxico, que lo distribuyas adecuadamente en el texto, de forma que se vea más colorido y alegre. Para ello nada mejor que acudir a un buen diccionario de sinónimos. Por ejemplo, éste.

11- Aprende a escribir bien todo tipo de textos.

Si quieres realmente avanzar de un modo decidido hacia metas más ambiciosas al escribir, es imprescindible que practiques todo tipo de redacciones. No importa si se trata de un relato, de un artículo divulgativo, una reseña, e incluso un poema, ¿por qué no? Al menos inténtalo… aunque sólo sea un par de veces, a lo mejor descubres talentos ocultos.

12- Practica cada día.

No es necesario emplear horas y horas, pero sí dedicar algo de tiempo a la práctica constante. Es algo divertido y enriquecedor al mismo tiempo, si les prestas la debida atención y te propones objetivos concretos a corto o medio plazo. En “Cómo escribir bien” te damos y daremos muchas pautas para hacerlo.

13- No uses extranjerismos.

Es verdad que a veces no hay más remedio que usarlos, puesto que no hay equivalente en nuestra lengua, pero también es verdad que en demasiadas ocasiones existen términos que no usamos y preferimos utilizar un término extranjero. Ya ocurrió en el pasado, nadie emplea hoy día el término “balompié”, ya que en su día se impuso el más popular “fútbol”.

Pero no dejemos que eso se convierta en norma… aunque a veces resulte casi inevitable. ¿Por qué se emplea “email” en vez de “correo electrónico”? Es obvio que por la brevedad, pero siempre sería deseable utilizar el menor número de extranjerismos posible. Hay que decir que en ocasiones se hace por “pose”, como una manifestación pedante más que otra cosa.

14- Procura títulos originales.

Sea el tema que sea, normalmente llevará un título. Intenta que el mismo sea original, divertido, atractivo, sugerente… o mejor, todo a un tiempo.

15- Introducción, nudo y desenlace.

Procura estructurar tus textos conforme al principio clásico de la narrativa. No es algo obligatorio, pero puede ayudar en más de una ocasión.

¿Qué quiero decir? ¿Cómo introduzco el tema o el motivo? ¿Cuál es la idea fundamental, el núcleo, la esencia de lo que quiero transmitir? ¿Le doy un final abierto o cerrado? Hazte estas preguntas y contéstalas en un resumen aparte.

16- Leer en voz alta.

Cuando ya tengas listo tu escrito, léelo en voz alta. Si te quedas sin aire es que te faltan puntos, si no entiendes las pausas es que están mal colocadas las comas, ¿hay algo que te suene raro? Escudriña todo lo que puedas hasta estar más o menos seguro de que tu obra está terminada.

Para contestar a la pregunta cómo escribir bien, tienes que leerte a ti mismo.

17- Revisa y sigue revisando.

No es cuestión de ser excesivamente perfeccionista, sino de lograr un resultado aceptable. Si te dedicas a revisar tus textos, te asombrarás cómo puedes ajustarlos y trabajarlos hasta que ya no den más de sí. Es un ejercicio por sí mismo estimulante.

Eliminar la paja y quedarse con el grano es difícil, porque tendemos a considerar que lo que hemos escrito ya está bien, sobre todo porque lo hemos escrito nosotros, alejándonos de un mínimo de objetividad.

18- Elimina las distracciones.

El último consejo sobre cómo escribir bien tiene que ver con nuestro ambiente de trabajo. Escribir, además de algo gratificante y estimulante, también tiene un punto de concentración y enfoque. No te dejes distraer por el móvil o celular, el correo electrónico, los foros, las redes sociales, etc.

Procura un ambiente relajado, sin prisas, para que tu mente se proyecte solo en lo esencial, el tema que te ocupa y cómo transmitirlo lo más eficazmente posible.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o compártelo en tus redes sociales…

3 Comments

    • Jose Pimat 6 Marzo, 2016 Reply
  1. fundacionesperanzaviva@hotmail.com 14 Junio, 2016 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno