Clases de adjetivos

Para estudiar las clases de adjetivos que podemos encontrarnos, primero digamos lo que significa “ser un adjetivo”. Es un tipo de palabra que acompaña al nombre, lo identifica, lo determina, lo califica… es decir, de algún modo lo modifica y presenta información nueva para hacerlo más concreto y accesible.

Ejemplo
Mi lápiz es azul

En el ejemplo anterior, tanto “mi” como “azul” nos dan información adicional sobre el lápiz, por un lado la posesión y por el otro el color. Basándonos en diversas propiedades, daremos una clasificación de las clases de adjetivos existentes.

Clases de adjetivos

Clases de adjetivos tradicionales

La clasificación más antigua —pero también la más usada— nos dice que los adjetivos se dividen en dos grandes grupos: los calificativos y los determinativos. Los adjetivos calificativos, como su nombre expresa, califican al nombre, expresan una cualidad del objeto.

Ejemplos:

casa pequeña (o bien: la casa es pequeña).

arroz cocido (o bien: el arroz parece cocido).

belleza sublime (o bien: la belleza que atesora es sublime).

libertad restringida (la libertad que ejerce es restringida).

Por el contrario, dentro de la gran división tradicional y canónica de las clases de adjetivos, los determinativos ejercen una función gramatical no tan directa. Determinan una característica inherente al sustantivo, como cantidad, posesión, ubicación, etc. Suelen ir antepuestos al nombre. Según la característica que determinen se dividen en los siguientes tipos:

Clases de adjetivos determinativos: los posesivos

Como su nombre indica, determinan la posesión del objeto considerado. Ejemplos:

Mi lápiz

Tu casa

Nuestro barco

Su jardín

Clases de adjetivos determinativos: los demostrativos

Determinan el lugar respecto al objeto. Ejemplos:

Este lápiz

Esa casa

Aquel jardín

Clases de adjetivos determinativos: los numerales

Indican el número de objetos. Ejemplos:

Tres lápices

El tercer lápiz

Medio lápiz

El doble de azúcar

La sexta parte del pastel

Clases de adjetivos determinativos: los indefinidos

Cuantifican también al nombre, pero de un modo indefinido, no de forma concreta. Ejemplos:

Algunos lápices

Bastantes lápices

Muchos lápices

Poca azúcar

Clases de adjetivos determinativos: los exclamativos

Son los que acompañan al nombre en las frases exclamativas, demostrando un énfasis cualitativo o cuantitativo. Ejemplos:

¡Qué hombre tan inteligente!

¡Qué hermosura la de esa mujer!

¡Cuánto sufrimiento en los últimos tiempos!

Clases de adjetivos determinativos: los interrogativos

De naturaleza parecida a los exclamativos, pero usados en frases interrogativas. Ejemplos:

¿Qué lápices tienen?

¿Cuál es el mejor jugador?

¿Cuánto cuesta el kilo de arroz?

¿Qué hora es?

¿Cuándo vendrá Juan?

Otras clases de adjetivos

La gramática moderna considera los adjetivos desde el punto de vista sintagmático (es decir, colocado dentro de la oración) y también por su función semántica (o léxica), produciéndose cruces curiosos. Según este moderno proceder clasificaríamos los adjetivos en:

Adjetivos restrictivos y no restrictivos

Los restrictivos acotan un subconjunto del objeto, y los no restrictivos aluden a la totalidad del objeto, por ejemplo:

Gatos negros (es un subconjunto del conjunto total de gatos): adjetivo restrictivo.

Misteriosos gatos (se aplica a cualquier elemento del conjunto total de gatos): adjetivo no restrictivo.

Adjetivos graduables y no graduables

Los graduables admiten matices de grado (con adverbios, por ejemplo), mientras que los no graduables no los admiten. Ejemplos:

Es un tipo muy inteligente (el adjetivo inteligente es graduable).

Esta casa está vendida (el adjetivo vendida no admite graduación, o está vendida o no lo está).

Adjetivos intersectivos y no intersectivos

Los intersectivos forman conjuntos que se cruzan, los no intersectivos no pueden hacerlo.

Gatos negros (gatos forman un conjunto y negros otro; la intersección nos proporciona una de las clases de adjetivos modernas).

Es un excelente escritor (aquí la frase se interpreta así: es excelente como escritor, no como una intersección entre dos conjuntos distintos).

Adjetivos de nivel individual y adjetivos episódicos

Son los que responden a los verbos ser y estar: algo inherente (ser) o algo circunstancial (estar). Ejemplos:

El niño está cansado (adjetivo episódico, que informa de una circunstancia particular).

El niño es bueno (adjetivo individual, hace mención de una característica personal).

Sin embargo, hay adjetivos que admiten ambos referentes. Por ejemplo:

Juan es/está nervioso, tranquilo, inquieto, etc…

Foto de Bob Sponge, en Flickr

Si os ha gustado el artículo sobre clases de adjetivos, no dejéis de comentarlo más abajo, o de difundirlo y compartirlo en vuestras redes sociales favoritas. Muchas gracias.

3 Comments

  1. kin mejia 13 Julio, 2015 Reply
  2. camila 7 Marzo, 2017 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno