Adjetivo subjetivo vs objetivo | Explicación y ejemplos

Para hablar del adjetivo subjetivo (versus el objetivo) tenemos que comenzar por los nombres que, como indica el vocablo, «nombran» las cosas (materiales o inmateriales). Hay gramáticos que diferencian entre nombres sustantivos y nombres adjetivos. En este punto clasificador ya comienza la ambigüedad.

Ya dimos unas ideas generales sobre el adjetivo en el artículo correspondiente. Ahora se trata de profundizar un poco en este tipo de palabras, las que se dice que acompañan al sustantivo para calificarlo de diversos modos.

Con un ejemplo, lo veremos más claro:

  • Dame una naranja.
  • Llevas una camisa naranja.

La misma palabra (naranja) actúa como un nombre (sustantivo) y como un adjetivo. ¿Qué es lo que varía en el significado? Precisamente la subjetividad de las frases (es decir, lo que pertenece en exclusiva al sujeto y no al objeto, lo que constituye una definición simple de «subjetividad»).

En uno de los casos, se pide un objeto físico determinado, una fruta, una naranja. En el otro se califica una camisa como «naranja». Se trata de un adjetivo subjetivo, puesto que el tono de la camisa podría estar más cerca del rojo o del amarillo, sin habernos dado cuenta. Incluso personas distintas podrían percibir la tonalidad de diversas formas no precisamente coincidentes.

Adjetivo subjetivo
Cámara fotográfica

Otros ejemplos sobre el adjetivo subjetivo

¿Podríamos hacer extensivo el argumento anterior a todos los adjetivos? Vamos a poner un ejemplo ilustrativo:

—Dame tu cámara fotográfica (decimos a la chica de la foto, por ejemplo)

El sustantivo es «cámara». Sin embargo, «fotográfica» no actúa como lo haría un adjetivo subjetivo. Podríamos considerar al conjunto («cámara fotográfica») como un nombre completo. Hace referencia a un objeto singular, ¿no es cierto? No hay lugar para la subjetividad. Otras muestras, que comienzan todas con «cámara»:

  • polaroid.
  • cinematográfica.
  • de vídeo.
  • frigorífica.
  • Etcétera.

Representan entes autónomos (el conjunto de las dos palabras en cada caso). No pueden separarse. En cambio, un adjetivo subjetivo puede separarse y cambiarse por otro sin problema alguno. Más ejemplos:

  • buena
  • mala
  • gigante
  • fea
  • brillante
  • etcétera

Podemos ver la diferencia con facilidad. En la primera lista no hay lugar para lo subjetivo. En la segunda, es lo específico de la misma. Juzgamos o apreciamos al objeto según nuestra subjetividad. Es decir, según la personalidad o mentalidad de cada cual.

Últimos ejemplos

  • Camisa azulada
  • Mujer extraordinaria
  • Político alegre
  • Científico eminente
  • Bombero valiente

Prácticamente, todos los ejemplos expuestos pertenecen a ese ente que hemos dado en llamar «adjetivo subjetivo«. El bombero puede calificarse de valiente por su entrenamiento, tal vez porque no lo despidan de su trabajo, quizás porque es impulsivo y hasta temerario, o porque tiene un jefe que lo motiva, etc., etc. En cada caso, las causas serán distintas y nuestra apreciación puede tener un grado de subjetividad importante.

Conclusiones

Por último, cabe señalar que la subjetividad también pertenece al mundo objetivo. Podemos decir que una camisa es roja, pero si eso es apreciado por la inmensa mayoría de la población, es muy posible que ese juicio perceptivo personal (y por tanto subjetivo) esté describiendo acertadamente la realidad.

Por tanto, hay grados y grados en la subjetividad. Un adjetivo puede ir desde la más objetiva de las percepciones («cámara fotográfica«) hasta la más subjetiva de las emociones («hombre odioso«). Cada matiz es importante cuando se trata de calificar al mundo.

Espero que este artículo os haya servido para clarificar un poco más, si cabe, el mundo complicado de las palabras subjetivas, especialmente por lo que se refiere a los adjetivos.

Si te ha interesado el tema siempre puedes comentarlo más abajo, o compartirlo con otras personas en tus redes sociales favoritas. En cualquier caso, muchas gracias por la lectura.

Una respuesta

  1. Milton 10 septiembre, 2019 Reply

Deja un comentario si te parece oportuno

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.